Home / Manualidades / La técnica del mosaico

La técnica del mosaico

El mosaico: Es una técnica   que se utiliza bien como pavimento o como revestimiento mural, y que utiliza   como elemento consustancial las teselas,   es decir, las piezas que forman el mosaico y que pueden ser de piedra, en   cuyo caso son innumerables los materiales y tamaños utilizados a lo largo de   la historia (guijarros, mármol, granitos, piedras semipreciosas como el   lapislázuli o la malaquita, etc), o de pasta   vítrea, más fáciles de cortar y más llamativas porque presentan   colores más vistosos y trasparencias. En general, el mosaico que utiliza   teselas de piedra, se utiliza más como pavimento, y el de pasta vítrea como   revestimiento mural. En ocasiones y cuando se quiere realzar el mosaico se   utiliza también la tesela dorada que a su riqueza material, une el esplendor   de su brillo.

Su utilización como pavimento se   remonta al ámbito del arte cretense de donde pasa a Grecia, y de ahí al   Imperio Romano, que sería uno de los grandes protagonistas de la utilización   y difusión del mosaico.

Como revestimiento mural,   con teselas vidriadas, se conoce su utilización ya en Egipto, y por supuesto   en Roma, donde servía de decoración a las cuevas dedicadas a las Musas, de donde deriva   su denominación. De nuevo la influencia romana impondrá el mosaico al arte   paleocristiano y sobre todo al arte bizantino, momento en el que el mosaico   alcanza su época dorada.




En cuanto a sus   técnicas podemos distinguir especialmente tres:

Opus Sectile.- Emplea teselas   de piedra de gran tamaño y se utiliza como pavimento. Se trata de la técnica   más arcaica y que encuentra más dificultad en conseguir fragmentos pequeños,   con lo que los intersticios entre las piedras son mayores.

Opus Tessellatum.- Utiliza   teselas de piedra, regulares, de formas cúbicas o rectangulares, lo que   permite su perfecta adaptación y la reducción de los intersticios. También   suele utilizarse como pavimento.

Opus Vermiculatum.- Las teselas   son muy pequeñas, bien de piedra, doradas o de pasta vítrea, y se utilizan   indistintamente como pavimento o revestimiento mural. La perfección técnica   que alcanza reduce al mínimo los intersticios entre las piezas, con lo que   reproducen con mucha mayor perfección la imagen a la que se deben de adaptar.   A ello debe sumarse su mayor grado de colorido y brillantez.

 

Fuente: Marina Gulllón y Creha.

 

About Redaccion

Check Also

Coronas para Día de Muertos y Halloween

Amigas ya se acerca Día de Muertos en México y Halloween en Usa, así que ...